MANCHAS

 

MANCHAS

Son unos de los primeros síntomas del envejecimiento. Las manchas se producen por una producción desigual en la piel del a melanina pigmentando unas zonas más que otras.

Este tipo de alteración no resulta dolorosa ni molesta, pero si nos incomoda su parte estética.

Para poder reducir la pigmentación de la piel podemos acudir a diferentes tratamientos: peeling químico,  luz pulsada  o fototerapia.